Y los versos, besos son

10,00

Descripción

Colección Alcalima Nº 114

Primera edición: mayo, 2018

Prólogo: Federico Gallego Ripoll

Imagen de cubierta: “El amor de Psique” de Antonio Canova

D.L.: TO 160-2018

ISBN: 978-84-948768-3-7

Nº de páginas: 92

Formato: 148*210 mm

Encuadernación rústica con solapas

Comentario: “La poesía de Arce Lérida participa de la franqueza de quien a través de la escritura cavila sobre su peripecia vital, inmerso en los factores que equilibran su universo: los anhelos, la perseverancia, los frutos, las decepciones, la crudeza de un mundo sin claroscuros, la futilidad de los días, el peso de la noche, y el parco equipaje elemental que nos pueda acompañar sin lastre cuando el camino nos aproxima a parajes cada vez más desnudos. Su consistencia radica en gran medida en su sencilla claridad (“Siempre la claridad viene del cielo; / es un don”, aseveraba Claudio Rodríguez como matriz indubitada de su poesía en el comienzo de su primer libro), eso tan difícil de lograr que es la naturalidad poética, el hablar sin impostura, cuidando el lenguaje pero usándolo desde la verdad más genuina. Se escribe como se reflexiona -me atrevería a decir: como se vive-, en este caso en una cadencia confortable que permite comprobar cómo se ha conseguido dotar a lo escrito de un carácter unitario y lógico: los paisajes interiores que se transitan, reflejo de un exterior amplio y despejado, son a los que cabría llegar a través de una andadura literaria cuya máxima aspiración (y no es pequeña) es la de dar testimonio de un tiempo concreto desde una posición generalmente apacible y sosegada, aunque siempre alerta, siempre crítica. Los hallazgos pequeños del trayecto son la sustancia de esta poesía: el soliloquio, la idea juiciosa, la conclusión sensata. El hombre se reconoce frágil, y muchas veces el dar nombre a los sentimientos sirve de conjuro para alejar el miedo, para retrasar el momento de la pregunta o intentar el paseo en compañía antes de que llegue la noche, una noche que suele aparecer como principio negativo, que se “opone al avance de lo humano”, transitada por “implacables sicarios” y “negros heraldos”, “oscuridad ominosa”, lugar del “desamparo”. (Fragmento del prólogo de Federico Gallego Ripoll)

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Y los versos, besos son”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…